Radio Islam Chile
Centro Islámico de Chile

SÓLO EL CAMINO DE ALLÂH CONDUCE HACIA ALLÂH

En el Nombre de Allâh, Misericordioso, Compasivo. Alabado sea Allâh por habernos traído al Camino Recto, honrado con el Islam y guiarnos a la fe. Sus bendiciones sean con el sello de los Mensajeros y Profetas, quien transmitió el Mensaje y cumplió con lo que Allâh le encomendó, hasta que lo alcanzó la muerte por Su orden. Que las bendiciones y la paz de Allâh sean con él, su virtuosa familia y sus distinguidos compañeros.

Dice Allâh Subhânahu wa Ta‘âlâ en el Sagrado Qurân: “Allâh les ha prometido a los que de vosotros crean y practiquen las acciones rectas que les hará sucesores en la tierra como ya hiciera con sus antepasados y que les reafirmará la práctica de adoración que tienen, que es la que Él ha querido para ellos, y que cambiará su miedo por seguridad. Me adorarán sin asociarme nada. Quien reniegue después de eso… Esos son los descarriados” [Sûrah An-Nûr (24), âyah 55].

Dice también: “Ya habíamos escrito en los Salmos después del Recuerdo que Mis siervos justos heredarían la tierra” [Sûrah Al-Ambiyâ (21), âyah 105].

También ha dicho: “Es cierto que Allâh ayudará a quien Le ayude. Verdaderamente Allâh es Fuerte y Poderoso. Esos que si les damos poder en la tierra establecen el salâh, entregan el zakâh y ordenan lo reconocido y prohíben lo reprobable. A Allâh pertenece el resultado de los asuntos” [Sûrah Al-Haÿÿ (22), âyât 40 y 41].

Abû Hurairah (radiallâhu ‘anhu) narró que el Mensajero de Allâh (sallallâhu ‘alaihi wa sallam) dijo: “Toda mi nación entrará al Ÿannah, excepto quien se niegue”. Preguntaron: “¡¿Quién podría negarse, Oh Enviado de Allâh?!”. Dijo: “Quien me obedezca, entrará al Ÿannah; y quien me desobedezca, será quien se niegue” [Al-Bujari y Muslim]

La complacencia de Allâh es nuestro claro objetivo, puesto que Allâh nos creó precisamente para el fin de que lo obedezcamos y lo adoremos, preparándonos de esa manera para él ineludible encuentro con él. El día en que debamos comparecer ante él, sólo alcanzará el éxito aquella persona que logró, en ésta vida, asegurar su complacencia.

Desde la creación de nuestro primer ancestro Âdam (‘alaihis-salâm), y a través de los siglos y las épocas, Allâh envió mensajeros para que condujeran a la gente hacia el camino de la complacencia de Allâh, y el sendero que lleva hacia el éxito y la ayuda de Allâh en todos los asuntos. A través de todos esos Mensajeros, y en las diversas revelaciones de Allâh, se dejó claro desde un principio y de una manera que no deja lugar alguno para las dudas, que no hay manera de conseguir esos nobles objetivos usando un camino alternativo al que trazó nuestro Señor. Así, la complacencia de Allâh se consigue exclusivamente a través de las creencias y los actos ordenados y aprobados por él, y no hay manera de conseguir lo mismo tomando otro camino. Dice Allâh: “Este es Mi camino recto ¡Seguidlo! Y no sigáis los caminos diversos, pues ello os separaría y os apartaría de Su camino. Eso es lo que se os encomienda para que tal vez os guardéis.” [Sûrah Al-Anfâl (6), âyah 153].

Allâh ha prometido a quienes siguen Su camino y actúan conforme a sus órdenes, no sólo el éxito total y eterno en el más allá, lo que ya es un premio gigantesco, sino que también ha prometido el éxito en ésta y la herencia de la tierra, para poder obrar con piedad en ella y que sea un lugar justo y próspero, seguro y Pacífico para todas las criaturas. Dice Allâh: “Allâh les ha prometido a los que de vosotros crean y practiquen las acciones rectas que les hará sucesores en la tierra como ya hiciera con sus antepasados y que les reafirmará la práctica de adoración que tienen, que es la que Él ha querido para ellos, y que cambiará su miedo por seguridad” [Sûrah An-Nûr (24), âyah 55].

Allâh ha prometido estar en auxilio de quienes están al servicio de su din, y se esfuerzan por lograr la práctica correcta del mismo. Dice Allâh: “¡Vosotros que creéis! Si ayudáis a Allâh, Él os ayudará a vosotros y dará firmeza a vuestros pies.” [Sûrah Muhammad (47), âyah 7]. Y les ha prometido guiarlos al camino de su complacencia, dice Allâh: “A los que luchan por Nosotros, les guiaremos a Nuestro camino, es cierto que Allâh está con los que hacen el bien” [Sûrah Al-Ankabût (29), âyah 69].

La historia del Mensajero de Allâh (sallallâhu ‘alaihi wa sallam) y de sus nobles compañeros está llena de ejemplos que aclaran y corroboran el punto que hemos expuesto en esta jutbah. Si hiciéramos un estudio de su historia, nos quedaría muy claro. A veces leemos sobre la ayuda de Allâh al profeta y los sahabah en sus asuntos mundanos o para sobrepasar toda clase de obstáculos. Leemos también cómo Allâh les otorgó la victoria sobre sus implacables enemigos, les dio la superioridad sobre ellos, y luego les heredó el control sobre la tierra, para que establecieran justicia, establecieran el salâh, entregaran el zakâh, ordenaran el bien y prohibiera el mal. y ellos así lo hicieron. Dice Allâh: “Es cierto que Allâh ayudará a quien Le ayude. Verdaderamente Allâh es Fuerte y Poderoso. Esos que si les damos poder en la tierra establecen el salâh, entregan el zakâh y ordenan lo reconocido y prohíben lo reprobable. A Allâh pertenece el resultado de los asuntos” [Sûrah Al-Haÿÿ (24), âyât 40 y 41].

¿Y cómo podría ser de otra forma, si Allâh prometió ayudar a quienes auxiliaran a su Dîn y siguieran Su camino, sin desviarse? dice Allâh: “Allâh les ha prometido a los que de vosotros crean y practiquen las acciones rectas que les hará sucesores en la tierra como ya hiciera con sus antepasados y que les reafirmará la práctica de adoración que tienen, que es la que Él ha querido para ellos, y que cambiará su miedo por seguridad” [Sûrah An-Nûr (24), âyah 55].

Para conseguir un resultado como el que ellos consiguieron, no hay otro camino que el que ellos transitaron, es decir, el Camino que Allâh, que demostró a través de sus profetas y detalló en sus libros, el camino que el Mensajero de Allâh (sallallâhu ‘alaihi wa sallam) nos enseñó a través del ejemplo. Si nosotros buscamos los mismos resultados por medio de un camino diferente, terminaremos, sin duda alguna, desilusionados.

Rogamos a Allâh Altísimo que nos encamine siempre hacia el bien, y nos otorgue firmeza en nuestro îmân y en nuestras obras, siendo siempre sinceros y buscando siempre la complacencia de nuestro Señor. Âmîn.

Wassalamu ‘alaikum wa Rahmatullâhi wa Barakatuh

0:00
0:00
Scroll to Top